Uno de los grandes problemas de este pingüino es el insomnio constante, no es debido a factores como el estrés o depresión (al menos no normalmente), es solo que mi cerebro funciona de maneras extrañas, tal vez se pregunten a que me refiero, pues es simplemente que de pronto, sin explicación alguna, a mi cerebro le da por filosofar o recordar sucesos que no necesariamente tengan que ver con lo que me encuentro haciendo en el momento, son simplemente relaciones sin un sentido (al menos no uno comprensible), por ejemplo en estos momentos me encontraba leyendo mis múltiples feeds cuando me surgió la idea de escribir esto…

Dentro de las múltiples características natas de mi personalidad esta mi falta de socialización, no es que sea un inadaptado ni nada, es solo que me cuesta trabajo entender ciertas conductas de los humanos “normales”, por citar un ejemplo, eso de los celos constantes es algo que nunca he logrado entender, no niego que en ocasiones yo mismo he experimentado ese sentimiento, sin embargo es solo bajo ciertas condiciones muy especificas y un tanto extremas (no pienso profundizar en eso por ahora).

Este tipo de “anormalidades” son las que definen mi personalidad, no suelo ser de los que extraña a la gente ni me puedo considerar una persona sentimental y sin embargo soy un tanto alarmista, mi cariño hacia ciertas personas incluso hace que me preocupe demasiado (y digo demasiado), basta con que alguien me diga algo como “necesito decirte algo” para que me alarme y me ponga a pensar “que paso, todo esta bien, algo malo ocurrió” aunque a la larga resulte ser un asunto de menor importancia.

Mas no son estas las características más extrañas de mi persona, tengo la virtud/defecto de decir siempre la verdad (bueno casi siempre), esto no tendría nada de malo de no ser por que mi “verdad” se siente como “una patada en los huevos”, simplemente no estoy programado para suavizar (incluso creo que al suavizar lo que pensamos quitamos parte del mensaje) lo que digo, lo cual provoca por razones obvias que termine hiriendo a la gente, no solo por decirle sus defectos sino por la forma en que se los hago notar.

Todo esto me ha llevado a tomar una actitud un tanto… mmm como llamarle… precavida, antes de decir lo que pienso hago una advertencia acerca de lo cruel que puede ser el contenido de mis palabras, algo como “lo que usted esta a punto de escuchar no es apto para menores de edad ni para personas de alta susceptibilidad (o mariconez según mi estado de animo)”, también suelo hacer muchas bromas como decir que “no estoy programado para eso” (haciendo referencia a que no puedo ser sensible) o “lo siento esa palabra no forma parte de mi vocabulario” (palabras como lindo y similares, a menos que sean halagos para chicas).

Igualmente tengo una especie de “alergia” a los abrazos y muestras de aprecio del sexo masculino (no soy homofobico, simplemente me incomodan por ejemplo los abrazos), soy poco tolerante a la estupidez humana (aunque más que la falta de conocimiento no soporto el conformismo, el que no quieran aprender y/o no acepten una corrección) lo cual hace que me cueste aun más relacionarme con otras personas.

En fin creo que ha sido demasiado debraye por hoy tal vez en otra ocasión habla un poco más al respecto.